Todo es brillantemente simple. Stephen R. Covey confirmó este hecho una vez más cuando propuso la «regla 90/10». La idea se hizo popular al instante, aunque, pensándolo bien, todo el mundo ya conocía esta simple verdad. Se puede resumir así: decidimos cómo será nuestro día (evento, mes, vida).

Una pequeña parte de nuestra vida se deja al azar, el resto depende de nosotros para decidir cómo va el día. Así lo dice el escritor estadounidense Stephen R. Covey, que lo llama el principio «90/10».

La «regla 10/90» afirma que «el 10% del tiempo dedicado a planificar una tarea ahorra el 90% del tiempo que se necesita para completarla».

Estoy convencido de la verdad de esta regla cada vez, porque cada vez que se hace algo fuera del guión, no sólo es miserable, sino que además se tarda mucho tiempo en aplicarlo.

  • Cuando no se ajusta al guión, hay varios obstáculos, que también hay que sortear o empujar.
  • Cuando se sale del guión, a menudo no se puede ver el objetivo final. Parece que sabes hacia dónde vas, pero en medio del camino puedes sentir apatía hacia lo que está pasando porque no sabes qué hacer a continuación. Hay que inventarlo sobre la marcha.

¿Qué es la «regla de 10/90»?

El hecho es que no tenemos control sobre el 10% de los acontecimientos de nuestra vida. No podemos evitar que se estropee el aparato que utilizamos, ni influir en el retraso de un vuelo de avión, ni regular la luz roja de un semáforo. Pero podemos controlar cómo reaccionamos ante estos acontecimientos.

El otro 90% de los acontecimientos son el resultado de nuestras reacciones. El resultado de cómo nos comportamos en una situación incontrolable y estresante.

Es importante recordar esta regla porque nos ayuda a recordar que tenemos el control de la mayor parte de nuestra vida: el 90%.

También nos libera de sentir emociones inútiles, haciéndonos ver que no tenemos el control del 10% de nuestra vida.

Las cosas podrían haber sido diferentes

Estás desayunando con tu familia. Su hija ha volcado accidentalmente una taza de su café sobre su camisa.

Resultado 1

Te levantas y le gritas a tu hija, llamándola torpe. Le reprocha a su mujer que haya puesto la taza demasiado cerca del borde de la mesa. Vas corriendo al dormitorio para cambiarte y, al volver, ves a tu hija llorando, sin haber terminado el desayuno ni haber hecho la maleta para ir al colegio.

No llega al autobús escolar. Su esposa se apresura a trabajar y usted lleva a su hija al colegio en su coche. Como llegas tarde, te apresuras, infringiendo las normas de tráfico.

Llegas tarde al trabajo y te das cuenta de que has olvidado los papeles adecuados en casa. Su día ha empezado de forma horrible y continúa en esa línea. No puedes esperar a que se acabe. Cuando llega a casa, encuentra a su mujer y a su hija de mal humor. Hay tensión en su relación.

Resultado 2

El café se derrama en tus pantalones. Su hija está lista para llorar. Le dices suavemente: «No pasa nada, pero intenta ser más ordenado la próxima vez». Vas a la habitación, te cambias los pantalones y coges todo lo que necesitas para trabajar. Vuelves a la cocina y consigues ver a través de la ventana a tu hija saludándote mientras sube al autobús escolar.

Después de despedirse de su esposa, sale de la casa. Llegas al trabajo cinco minutos antes y saludas cortésmente a todo el mundo.

Dos escenarios diferentes. Ambas empezaron de la misma manera pero terminan de forma diferente. Se trata de tu reacción a los acontecimientos de tu vida. Claro que puedes seguir culpando a los demás de tus problemas y quejándote de que la vida no funciona, pero ¿te ayuda eso a vivir mejor?

Irritantes en su vida y su reacción

Siempre ha habido y habrá irritante en nuestras vidas. Esto significa que siempre habrá una reacción a ellos. Ponga la situación en «pausa» mentalmente para evaluarse a sí mismo y su reacción al irritante del exterior.

  • Si alguien o algo te irrita todo el tiempo, sólo tú decides si te irritas o te quedas tranquilo.
  • Si algo o alguien le molesta, de nuevo, sólo usted decide si se molesta o no.

Si te imaginas cómo sería tu reacción desde fuera, y sólo entonces reaccionas, es posible que tengas conciencia, porque una reacción negativa no suele ser muy atractiva, ¿verdad?

Aprende a reaccionar correctamente y no arruinarás tu día y tu vida

Si alguien te adelanta en la autopista. Deja que te adelante, no que te corra: ¿qué importa que llegues al trabajo unos segundos tarde? Recuerda la «regla del 90/10» y no te preocupes.

Que un avión se retrase altera tu agenda del día. No la tomes con el personal del aeropuerto, no es su culpa. Aprovecha el tiempo para leer. Conozca a los demás pasajeros y mantenga una conversación agradable.

No perderás nada por intentar aplicar la «regla 90/10» en tu vida. Créame, se sorprenderá de los resultados.

¿En qué situaciones funciona?

regla 10-90

¡Cualquier situación que se presente! Se me ocurren una docena de casos en los que la primera reacción determinó lo que ocurría. Imagina, por ejemplo…

Te retrasas en el trabajo, el jefe te exige que termines unos asuntos, no tienes tiempo de llevar al niño de la guardería, te pones nervioso y te entra el pánico. Dependiendo de cómo reaccione ante esto, en principio, algo normal en estos días, los acontecimientos se desarrollarán más.

  • Si está enfadado, probablemente no podrá realizar el trabajo con rapidez, lo que significa que se retrasará aún más. Cuando por fin llegas a la guardería, estás reprendiendo a la maestra de infantil por algún detalle sin importancia, a pesar de que la especialista se retrasa al trabajo por tu culpa y con tu hijo. El niño, cansado y hambriento, empieza a ser travieso y se interpone. Vuelves corriendo a casa y de repente te das cuenta de que has olvidado algo que necesitabas en el trabajo porque tenías mucha prisa. Y así sucesivamente.
  • Tomas las instrucciones de tu jefe con calma y tratas de hacer lo que tienes que hacer lo más rápido posible mientras te concentras en tu trabajo. Mientras tanto, llamas a la guardería para avisar de que puedes llegar tarde. De este modo, ni el profesor ni el niño se pondrán nerviosos. Te recompones, haces la trabaja rápidamente y vas a recoger a tu hijo. En la guardería, te disculpas por tu retraso, abrazas a tu hijo y os vais juntos a casa a preparar la cena. Eso es todo.

De acuerdo, el resultado puede ser diferente, y todo depende de cómo reacciones a lo que te ocurre.

Por cierto, la «regla del 90/10» no se queda ahí. Un mal humor debido a la insatisfacción con su jefe o los caprichos de un niño durante mucho tiempo para envenenar su vida y afectar a los acontecimientos posteriores. Aprende a reaccionar correctamente y verás la diferencia.

Es hora de asumir la responsabilidad de tus decisiones

Si lo piensas, la «regla 90/10» Stephen R. Covey ha sido probado en su vida mil veces. Piensa en algunos acontecimientos negativos, en tus reacciones y en las consecuencias y también lo verás claro.

Todos tenemos alguna experiencia negativa en nuestro pasado, errores que nos han hecho sufrir. Siempre estarán en nuestro pasado, no se pueden borrar o excluir de lo que ha pasado, simplemente no se puede cambiar. Sin embargo, si algo no puede cambiarse en el pasado, ¿merece la pena preocuparse por ello en el presente? Deja la carga de los acontecimientos negativos en el pasado y vive tu vida ahora, reaccionando adecuadamente y construyendo tu vida como te gustaría que fuera.

P.S.: Sobre Stephen R. Covey

El educador, autor, empresario y orador público estadounidense Stephen R. Covey (1932-2012) se hizo muy conocido a partir de 1989, cuando se publicó su libro Los siete hábitos de la gente altamente eficaz, del que se vendieron millones de ejemplares. Sin embargo, este no es el único bestseller escrito por Covey. En sus libros, comparte conocimientos sobre la gestión del tiempo, el liderazgo, la eficiencia y el éxito.

A través de sus escritos, Covey se ha ganado el estatus de verdadero gurú. Ha sido consultado por presidentes y ejecutivos de grandes empresas como Unilever, IBM y AT&T. Fue una de las personas más influyentes del mundo durante muchos años, según la revista Time.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Last modified: 15 de octubre de 2021

(Por favor, valorado, ¡me he esforzado mucho!)
Cargando…
Cerrar